utmx_section("CLUB DE GUIAS MAYORES")

SER UN GUIA MAYOR ES...

 

Visto desde el punto humano es el grado mas alto que pueden llegar los miembros del Club Conquistadores, que demuestra sus altos conocimientos y destrezas. Visto desde el punto de vista divino, EL CORRECTO, es la mayor oportunidad de servir a Dios, a la iglesia y a la comunidad.
Mi visión, es que un Guía Mayor, debe ser el primero en trabajar y el último en descansar. Los que anhelan ser Guía Mayor deben primero preguntarse ¿Cúal es la razón de su deseo? ¿Qué lo honren a él, o el Honrar a Dios?

 

¿Por qué ser un Guía Mayor?

 

Un Guía Mayor es un líder adiestrado con especialización en la dirección de menores y adolescentes. El liderazgo es un asunto de vital importancia para el bienestar de la niñez y la juventud de la iglesia y para el éxito de sus respectivos organismos.

Los que quieren ser dirigentes deben aprovechar cada oportunidad que se les presente para el desarrollo mental y entrenamiento práctico, a fin de que puedan saber cómo guiar a quienes ellos van a dirigir. Esto es tan real en cualquier ramo de la obra de la iglesia como lo es en las organizaciones fuera de ella.

Una de las mayores responsabilidades de la iglesia es la conservación de sus jóvenes. El Departamento de Jóvenes se esfuerza por alcanzar a nuestros niños y jóvenes dondequiera que ellos estén para guiarlos a Cristo, ayudarlos a elegir sus ideales y darles una preparación en el servicio cristiano. Una de las consignas del Departamento de Jóvenes es "Salvar del Pecado y Adiestrar para el Servicio". Salvación y servicio son los elementos fundamentales del Ministerio Juvenil Adventista.

Sin embargo, salvar a la juventud y adiestrarla para el servicio es más que un esfuerzo departamental. Es el primer trabajo de la iglesia, una responsabilidad que descansa sobre cada miembro y dirigente de la misma. Nosotros fijamos de una manera especial nuestras esperanzas en los jóvenes cristianos de nuestras iglesias e instituciones educativas para que cooperen en esta gran obra. La filosofía que fundamenta al Club de Guías Mayores está respaldada por las siguientes declaraciones del Espíritu de Profecía: "Nuestro concepto de la educación tiene un alcance demasiado estrecho y bajo. Es necesario que tenga una mayor amplitud y un fin más elevado. La verdadera educación significa más que la prosecución de un determinado curso de estudio... Es el desarrollo armonioso de las facultades físicas, mentales y espirituales" (La Educación, pág. 11).

"Aunque se condenan las diversiones pecaminosas, como en verdad debe hacerse, que los padres, maestros y tutores de los jóvenes provean en su lugar placeres inocentes, que no mancillen ni corrompan la moral" (Consejos para los Maestros, pág. 255).

Ideales Guía Mayor

 

Los ideales de los Jóvenes Adventistas están expresados en el Blanco, el Lema, el Voto JA, en el Objetivo y Propósitos del departamento de Jóvenes de la Iglesia

Objetivo

"Salvar del pecado y guiar en el servicio".

 

Al mantener a los jóvenes activos y prepararlos para un servicio más eficiente; los estamos protegiendo del mal. Es necesario confiarles alguna misión tan pronto como estén preparados.

Propósitos

"Los jóvenes por los jóvenes"

"Los jóvenes por la Iglesia"

"Los jóvenes por sus semejantes"

 

Este triple propósito que Dios ha delineado para sus jóvenes es, en realidad, la segunda parte del objetivo de los JA, llevando a la práctica: "Guiar en el servicio".

El Blanco

"El mensaje del advenimiento a todo el mundo en mi generación"

 

"El mensaje" es aquello que los jóvenes llevarán.

"A todo el mundo" es donde los jóvenes lo llevarán.

"En mi generación" significa cuándo lo llevarán.

El lema

"El amor de Cristo nos constriñe"

 

El lema basado en 2º Corintios 5:14, es la fuerza motivadora del movimiento JA

El Voto

"Por amor al Señor Jesús, prometo tomar parte activa en el Ministerio Joven de la Iglesia, haciendo todo lo que pueda para ayudar a otros, y para terminar la obra del Evangelio en todo el mundo"

 

Los JA pueden ayudar a terminar la tarea en cuatro formas diferentes: Viviendo una vida consagrada, estando siempre dispuestos a servir, orando por la obra del Señor, tanto a nivel local como a nivel mundial, y dando con sacrificio de sus propios medios para esparcir el evangelio y terminar la obra del Señor.